AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 13 de mayo de 2010

La visita del asiático que quería ser albaceteño (XI)

(Viene de aquí).

Cuando propuse a mis singulares huéspedes esa vida futura que acabo de relatar se mostraron conformes, si bien con pequeñas reservas (algunos aprovecharon la coyuntura para pedir caprichos como ser más altos, más guapos, más ricos o cosas por el estilo, pero me negué en redondo argumentando eso tan viejo y tan sabio de que la avaricia rompe el saco). Después, con no demasiado tacto, los invité a marcharse.

Continúa la transcripción.

Soldadito de Plomo: Ya está. Cuando esto se publique en DCC tendréis vuestra nueva vida, y espero que la aprovechéis para ser felices y para hacer el bien allá donde podáis, aunque me daré por satisfecho si dejáis de hacer el mal. ¡Y ahora largo de aquí!

Misó Gino (tras cuchichear con los otros personajes tan inaudiblemente que los micrófonos no captaron nada): Soldadito de Plomo, le doy las gracias en nombre de todos por lo que ha hecho por nosotros y le expreso mi admiración por su valor. Sin embargo creemos que deberíamos quedarnos, señor de Plomo; Leónidas puede aparecer en cualquier momento y usted necesitará ayuda.

Buen Padre: Así es. Montaremos guardia por si asoma ese bribón.

Soldadito de Plomo: Ni hablar. Fuera de aquí todos, que ya me cuidaré yo del viejo Leo.

Alfredo: Qué cabezota es este hombre. Permita que le diga que a veces parece usted un pelín gilipollas.

Soldadito de Plomo: Vaya, últimamente me han dicho eso mismo unas cuantas veces.

Susana Bragas Blindadas: ¡Y con razón! Tome, quédese mi pistola; yo ya no la necesitaré en Albacete mientras practico la danza clásica, y usted podrá sacarle partido cuando llegue ese maldito cabeza de chorlito.

Soldadito de Plomo: Gracias, doña Susana, pero soy de los que prefieren las palabras a los tiros, y con Gusifluky en casa no me parece prudente tener un arma.

Poco a poco, entre protestas y palabras de agradecimiento, fue saliendo de mi casa el conciliábulo de personajes ex leonidianos y ahora soldadoplumbianos. Eran las seis de la mañana del 23 de abril -me parece casi milagroso que hoy, 13 de mayo, pueda seguir escribiendo esto sin que...- cuando me fui a la cama con la satisfacción del deber cumplido, con el ánimo sosegado, con la conciencia tranquila y con la chorra tiesa.

Dos horas después me despertaba el pequeño Gusifluky mordisqueando una de mis orejas. Salí de la cama hecho un zombi para ponerle comida al gato y derramé pienso en un radio de medio metro alrededor del comedero. Gusi no hacía caso de la comida y se frotaba inquieto contra mis piernas. Por momentos daba rápidos y cortos pasitos hacia el estudio, pero enseguida volvía de nuevo hasta mí, me miraba y se frotaba otra vez.

Comprendí que Gusifluky quería que lo siguiera, y eso hice en mala hora.

Al pasar bajo el dintel de la puerta que da acceso al estudio me detuve. Me detuve en seco como casi se me detuvo el corazón. Leónidas Kowalski de Arimatea estaba ahí, sentado frente al ordenador y dándome la espalda. Debió de oírme, o quizá me vio reflejado en el monitor.

Continúa la transcripción.

Leónidas Kowalski de Arimatea (sin girarse hacia mí y hablando con voz neutra) : Buenos días, Soldadito. ¿Esperabas que yo llamara -din don- como han hecho todos esos capullos? ¿No se te ocurrió pensar que conservaría un juego de llaves de mi casa?

(CONTINUARÁ. ESTAMOS A PUNTO DE ACABAR)

15 comentarios:

Lady Pirata dijo...

Hay personajes que adquieren vida propia, se escapan del control de su autor. Eso es peligroso, pero también tremendamente excitante.

Leónidas es uno de esos casos, desde mi punto de vista, como lo es el gran Captain Jack Sparrow o Scarlett O'hara (salvando las distancias, entiéndaseme).

Y dicho esto, añadiré sin más, que aunque sea en otra dimensión, y aun admitiendo aquello "del cabrón tiene perdón", me alegro de la vuelta del tramposo Leo, paradójicamente, tramposo con palabra.

Ahora habría que nombrar a Heráclito:
"Nunca te bañarás en el mismo rio, pues ni tú serás el mismo, ni el rio tampoco".

Veremos en qué aguas se moja esta vez :)

Lady Pirata dijo...

Ah! Y si por si acaso, no es Leónidas y la he cagao con este comentario, me la sopla, así he ahorrado tener que votar en esa chorrada de cuestionario, querido plagiador y usurpador del blog de Leo.
Ya está. Dicho queda.

Seguro que me adelanté ¿verdad?

Cachalote dijo...

Esto se pone feo para el soldadito, que se puede convertir en un sintecho si regresa el propietario, por muy desquiciado que esté.

Sólo hay dos salidas posibles: largarse y devolverle el piso, el gato y el blog o, alternativamente, asesinarlo rápida y asépticamente, quedarse con todo y disimular, que aquí no ha pasado nada...

Rocket dijo...

Estimado soldadito,

Sigue usted contando el relato, luego sigue usted vivo y con los passwords del blog. Es evidente, por tanto, que de haber habido víctimas han sido otros los perdedores... Mmmmmmm interesante.

¿Habrá habido víctimas?, no creo. Esto se pone interesante.

Yo sigo aspotando por el Doctor Jekyll y su malvado alter ego.

Escalofriante...

Saludos,
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

Lady Pi: (¿Te puedo llamar "Lady Pi", así en confianza, como te llamaba Leónidas?)

Los personajes, ciertamente, se escapan al control del autor a poco que se les dé vidilla. El autor deja de mirarlos por unas horas y luego se encuentra con que están haciendo lo que les sale de las pelotas. Mola.

De tu segundo párrafo no digo nada, pero me hace mucha gracia por razones que ni puedes entender ni yo quiero explicar.

¿Por qué Leo es un tramposo pero un tramposo con palabra? Tienes que explicarme eso, Pi.

Cachalote:

Hay otras opciones, pero no descarto alguna de las que propones.

Rocket:

Hasta ahora no hay víctimas y espero que no las haya, y hasta ahora, en efecto, sigo siendo el amo y señor del blog. Pero... Joder, déjenme acabar antes de sacar conclusiones.

Pajeú dijo...

¿"Amo y señor del blog?"

Joder, Soldadito, vaya ego que te gastas. Y más, estando ya presente el verdadero señor de DCC: Leónidas Kowalski de Arimatea.

Ya te dije que tendrías que dormir con un ojo abierto y no me hiciste caso: "Me asustas", me contestaste. Y con razón.

Pero no he de ser yo quien te cause miedo y desvelos, sino Leónidas, que, de momento, ya ha vuelto a tomar posesión de su casa; y más importante aún: de su ordenador. Y lo ha hecho como sólo él puede hacerlo: sin contemplaciones y con desprecio. Por encima del bien y del mal.

¿Ha obtenido ya la clave de acceso? Si es así, ¿cómo lo ha conseguido? (mwjajajajaja, me encantaría saberlo)

¿Qué piensa Gusifluky de todo esto? Ahora se debe estar debatiendo entre su verdadero padre y tú, su padre putativo gracias a las extrañas circunstancias que rodearon la supuesta muerte de Leónidas.

¿No será que tú te apropiaste indebidamente de su casa, su gato y su blog engañandonos a todos e intentando que nuestra devoción por Leónidas fluyera hacia tí?. Y te cito literalmente: Digamos simplemente -haciendo una perdonable concesión mística- que el espíritu de Leónidas Kowalski vive en mí.

Esperaré. Esperaré a ver cómo se resuelve todo y cómo sales de ésta.

MWJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ

El soldadito de plomo dijo...

Pajeú:

MMMMMPPPPFFRRRRRRGGGGGGGGGGG...

¡Todo tendrá su explicación (salvo quizá algún detalle menor)!

Seguro que tú eres de esas zorras que han votado en la encuesta pidiendo la vuelta de Leónidas.

Pajeú dijo...

Craso error. No he votado.
Ninguna de las opciones presentadas me ha resultado convincente.

Por cierto, ¿te pasa algo en la boca?:
MMMMMPPPPFFRRRRRRGGGGGGGGGGG...

Rocket dijo...

Estimados ambos,

Me meto donde no me llaman, pero para mi que Pajeú ha mantenido relaciones sexuales intensas con sus adorado Leónidas.

Esa fidelidad y devoción sólo la tienen las vírgenes vestales (monjas de clausura en su defecto) y las señoras "bien servidas", y ya sabemos que vírgenes menores de 75 no quedan.

Porque es que, ¡oiga!, si no se le despacha a usted el redivivo Leónidas se le cepilla (en el mal sentido) esta buena mujer, ¡que tiene una perra!

Saludos,
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

Ya le hubiera gustado a Pajeú tener relaciones sexuales, intensas o suaves, con mi viejo amigo Leónidas.

Pajeú dijo...

Rocket (me abstengo de anteponer "Estimado" por si hubiere malos entendidos):

¿Cómo ha adivinado usted mi edad?, ¿Y mi vocación?... Me ha dejado anonadada con su suspicacia y sabiduría.

Pero a lo que iba: Que sepa usted que no tengo una perra, ¡tengo dos !!!

Soldadito:

Viendo cómo está actualmente tu relación con Leónidas (que quién sabe cómo acabará), no considero prudente que vayas por ahí escribiendo cosas como "mi viejo amigo".

Y al respecto de mis gustos ...., te los susurraré al oido mientras te "cepillo".

¡¡Personajes de Leónidas: A LAS BARRICADAS !!!!!

Rocket dijo...

Estimada Pajeú,

Dios me dotó de pocos talentos, pero la memoria la tengo bastante bien.

Estooooo, ¿qué estaba diciendo yo?, ¡ah, si!, que ya sé que tiene usted dos perritas, si no recuerdo mal lo ha comentado usted en alguna entrada, de ahí el juego de palabrejas ingeniosísimo que me había salido.

y... ¿qué estaba diciendo yo?, ¿qué hago aquí? y, ¿quiénes son ustedes?

¡Qué cabeza, madre, qué cabeza!

Saludos,
Rocket

Maria dijo...

Jajajaja!!, estaba vivo.

Y eres dueño y señor del blog, jajaja, asi que del pérfido 'ex' amigo Leónidas no queda ya tampoco ni su sombra,eh?.
Creo que cabría la posibilidad de decir que al reescribir a los personajes a reescrito a su autor, por lo que Leónidas ahora sería un alma buena y caritativa que le ha cedido gustoso el blog, el piso y a Gusifluky, mientras él va dedicar su vida a encarrilar almas descarriadas, jajajaja..

Lady Pirata dijo...

Claro que puedes llamarme Pi, Soldadito, si me encanta.
Respecto a la otra pregunta, ummm, no sé, siempre lo he pensado, no me refiero a nada en concreto, tú mismo lo has dicho en un comentario por ahí arriba, un comentario dirigido a Cachalote, haces trampas pero das la cara siempre (ni se te ocurra decir que te estoy chupando el pepino, porque desde mi ordenador, no veo fotos nada más que de pepinos, tendré que entrar con el explorer).

Otra cosa, me troncho, me troncho, lo que no te pase a ti... me refiero al lio con Gavá, ni acasico hecho (como decimos en mi pueblo).

Y otra más: ¿de verdad se rifan a Rocket?
Pues mirad, leí esos bonitos comentarios en el blog de Kitty, donde le decía que enseñara las domingas, y en fin, hay que tener sentido del humor, sí, sentido del humor de una peli mala de Fernando Esteso y Pajares.
Lo que tuve que frenarme para no contestar y es que la Pi, pasa de meterse ya en fregaos que no son de su incumbencia.

Leo ha cambiado, sí, ahora también se mete con comentaristas del género al que no pertenezco.

¡Bien!!

El soldadito de plomo dijo...

Lady Pi:

Tu comentario ha sido devastador, aunque muy pocos comprendamos hasta qué punto lo ha sido.

Pensaba responderte punto por punto, pero es que lo has hecho tan bien que mejor dejarlo así. Solamente una puntualización: Rocket (creo) es un caballero, y lo de las domingas fue una metedura de pata de la que estoy seguro que se arrepiente amargamente. Me jode defender a ese tiparraco que tiene loquitas a todas las nenas, pero de verdad creo que él no es así de vulgar. Intentaré darle lecciones de caballerosidad, que de eso sé un huevo.