AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 22 de enero de 2007

¿Qué es un gusifluky?

(Publicado originalmente en Spaces el 20 de Mayo de 2006).


Me lo han preguntado, aunque menos de lo que esperaba. De todos modos me apetece contarles de dónde saqué esa palabra, y después explicaré lo que es un gusifluky. A propósito, no aparece en Google (de momento).

Fue en aquel tormentoso año de 2004 cuando conocí a Mayte y a su gato, el cual, por cierto, guardaba un asombroso parecido con mi hijo Ñulky (tengo pendiente hablarles de Ñulky). El gato tendría un nombre normal, supongo. Un nombre de gato como Sebastián o Alfonso, no sé. El caso es que Mayte, gatófila como todas las personas decentes, prefería llamarlo GUSIFLUKY. Así es como por primera vez oí esa palabra. ¿De dónde la sacó ella? Lo desconozco.

Ahora les voy a explicar lo que es un gusifluky. Es difícil dar una definición clara y breve, porque un gusifluky puede ser muchas cosas. Los gusiflukys se transforman, y no siempre algo que es un gusifluky en un momento determinado lo sigue siendo en el siguiente, ni lo fue en el anterior. A veces la gusiflicidad es una virtud que aparece en un instante, y después desaparece sin dejar rastro de haber existido. Creo que la mejor manera de explicarlo es mediante ejemplos. Ahí van unos pocos que se me ocurren por ahora:

Un gato casi siempre es un gusifluky, pero mucho más cuando se pone patas arriba jugando, o cuando está trepando por una cortina y se detiene a mitad de la escalada para mirarnos y observar nuestra reacción, o cuando creyéndonos dormidos se intenta infiltrar en nuestra cama en las noches de invierno.

Un potrillo recién parido que lucha por ponerse en pie también es un gusifluky.

Los gusanos de seda son gusiflukys hasta la metamorfosis que los convierte en simples mariposas cagonas.

Todos somos algo gusiflukys cuando miramos el cielo por la noche y tomamos vaga conciencia de nuestra insignificancia en el Universo.

Un bebé lactante con cara de malo de película porque no le dan la teta cuando quiere, eso también es un gusifluky.

Un gusifluky es una chica de 18 años, muy chiquitita y morena, conduciendo un coche muy grande.

Un gusifluky es un niño contemplando, entre impotente y preocupado, el goterón de helado de vainilla que se le acaba de caer en su ropita nueva.

Sean Penn en "Yo soy Sam" fue un gusifluky. En cambio, la Pfeiffer lo es siempre haga lo que haga.

El niño que me llamó tonto también era un gusifluky.

Aquella anciana de Almería que me adoptó como nieto era una gusifluky. Cuando su deterioro senil le impidió conocerme fue mucho más gusifluky aún.

Dragonia era otra gusifluky.

Ahora, por si no ha quedado claro, pondré ejemplos inversos:

Chuck Norris no es un gusifluky, aunque a veces lo pretenda.

J.J. Benítez e Íker Jiménez no son gusiflukys, sólo estafadores.

Nadie que participe en Gran Hermano o morbogramas semejantes puede ser un gusifluky.

Si usted lee el As o el Marca, desengáñese, usted no es un gusifluky.

ACTUALIZACIÓN: ¡Hostia puta, pues sí que aparece en Google! Pero lo mejor de todo... jajajajaja, es que aparece como un enlace a este blog desde el blog de Wu Wei. Qué bueno, me has colado en Google, Wu. Ahora existo más que antes. Gracias miles.

OTRA ACTUALIZACIÓN PERTINENTE (26-05-06): Tampoco son gusiflukys Coelho ni su legión de lectores acríticos, llámense Guerreros de la Luz, Soplagaitas Iluminados o Papasfritas Fluorescentes. (Lo siento, Wu Wei, pero así están las cosas.)


3 comentarios:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Comentarios importados desde Spaces:

Carabiru
Holaaaa otra vez!

Qué risaaaa!

Me permitirías compiarte esta entrada, por supuesto indicando con pelos y señales de donde la he sacado, jajajjajaja

Es buenísima de todas maneras, me dejes o no copiarla.

19/07/2006 21:10
(http://carabiru.spaces.msn.com/)

Leónidas

Muy bien, señorita. Como tiene que ser.

Gusiflukys unidos jamás serán vencidos. Además, si los gusiflukys domináramos el mudo éste sería mucho más acogedor. Pero desgraciadamente está en manos de gentuza, de acaparadores, de farsantes, de mafiosos...

Ay, joder, este mundo duele.
23/05/2006 18:03
(http://spaces.msn.com/cabezachorlito/)

wu wei
ya ves, yo también lo busqué en google, y me remitió a mi misma.
está claro que la curiosidad mató al gato.
ah!, y yo me confieso gusifluky. si señor.
22/05/2006 14:29
(http://spaces.msn.com/wuweiflow/)

Anónimo dijo...

Un hombre, que en aparente" soledad"o creyéndose fuera del alcance del ojo ajeno ,hace cosas absurdas ,y a veces disparatadas, como pelearse con una botella de vino que se resiste a ser descorchada, o sacar de su mochila un bocadillo que él mismo metió y examinarlo extrañado como preguntándose: "¿quién ha metido esto aquí?", sin saber que está siendo meticulosamente guipado por otra persona que parece ausente y que interiormente se ríe ante tal escena...¿ese hombre podría considerarse un "Gusifluky"?

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...


En efecto, Zitruky, estaríamos ante un gusifluky de tomo y lomo.